¿Cómo quitar el óxido de una bicicleta?

Índice

    Consejos para eliminar óxido de una bici

    Existen varias formas de quitar el óxido de las bicicletas, lo cierto es que debes emplear ciertas herramientas que te ayuden en el proceso. Esta tarea la puedes realizar de forma manual o bien puedes optar por talleres especializados donde hacen este tipo de trabajo con máquinas especiales.

    Lo importante es que se realice de la forma adecuada para evitar que quede afectada la estructura metálica de tu bici. De esta manera prolongarás su vida útil y podrás usarla por mucho tiempo.

    Ya sea porque es una bici bastante antigua, tienes mucho tiempo sin usarla o le ha caído agua al llover, no escapará de las marcas de óxido y por más que lo evites, aparecerán. He ahí lo imprescindible del mantenimiento correcto de una de la bici parea que esto no ocurra, de hecho suele ocurrir en bicicleta de montaña ya que suelen estar más expuestas a este elemento.

    Herramientas y productos para limpiar y sacar el óxido del metal en tu bicicleta

    Geles y desengrasantes

    En el mercado existen productos variados altamente eficaces para tratar el óxido, puedes emplear geles especiales, te serán de gran ayuda ya que actúan sobre cualquier superficie (metal, acero inoxidable, cromo).

    Estos geles son ideales para hacer mantenimientos en motos, autos, barcos y por supuesto en las bicicletas.

    Cepillos para limpiar bicicletas oxidadas

    Utiliza un cepillo de alambre, esta herramienta te será de gran ayuda en el proceso de eliminación y limpieza del óxido. Sus fuertes cerdas quitarán por completo las marcas de óxido dejando una superficie más lisa, comienza por las partes más dañadas frotando continuamente.

    ¿Cómo afecta el óxido a las bicicletas?

    radios oxidados de bicicleta

    El óxido es el enemigo número uno del metal y es uno de los principales problemas de las bicis, sobre todo de aquellas que dejan de usarse por mucho tiempo y no cuentan con un mantenimiento preventivo adecuado.

    Pero ¿cómo ocurre la oxidación? El proceso de oxidación se presenta cuando los elementos del oxígeno interactúan con distintas sustancias, y una de las moléculas pierde un electrón. Este proceso también se puede desarrollar en las frutas, inclusive en el cuerpo.

    En relación a las bicicletas, el agua es el elemento a combatir. Es por ello que un mantenimiento eficiente y progresivo mantendrá a tu bici lejos de este problema. De igual manera, dejarla guardada por un largo período, darle poco uso, también activará esos elementos corrosivos haciendo que se oxide.

    Remedios caseros para eliminar óxido de una bici

    Los remedios caseros son una excelente alternativa en caso que no tengas a la mano herramientas profesionales para solucionar un problema, y en esta oportunidad se trata del óxido, ya sea en tu bici o en cualquier otro objeto fabricado en metal. Así que toma nota de los siguientes remedios para recuperar tu velocípedo:

    Vinagre y detergente

    Estos dos elementos son ideales y muy empleados para quitar el óxido en cualquier estructura de metal. Lo que debes hacer es mezclar el detergente con vinagre y aplicarlo sobre el metal oxidado, para ello utiliza un paño o lanilla frotando vigorosamente en la parte oxidada, en pocos minutos verás cómo se va aclarando el metal.

    Cocacola o sucedáneos

    La cocacola, aunque no lo creas, tiene múltiples usos en cuanto a limpieza se refiere, puesto que contiene una gran cantidad de ácido cítrico es perfecta para eliminar el óxido por completo y otros efectos dañinos sobre cualquier superficie.

    Sólo debes agregar sobre el metal y frotar, también puedes dejar en remojo algunas piezas durante la noche para quitarles la corrosión. Notarás el efecto muy rápidamente.

    Productos o alimentos ácidos (Limón, cebolla o bicarbonato)

    eliminar óxido bici con limón

    Entre los alimentos ácidos recomendados para quitar el óxido, el limón es una buena opción, no por nada es un antioxidante natural. Puedes usarlo directamente sobre el metal oxidado o preparar una mezcla pura y frotar con un paño.

    También puedes usar la cebolla de forma individual, formando una pasta y colocando en la superficie oxidada, del mismo modo, el bicarbonato lo puedes mezclar con agua, formar una mezcla homogénea y limpiar.

    Otro truco es preparar abundante mezcla con estos ingredientes, una vez integrados todos los elementos, procedes a limpiar las partes oxidadas. Si bien no es una técnica profesional, te sacará de apuros.

    Última actualización el 2021-09-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir